header

Servicios

JUAN PEDRO SÁNCHEZ fue un calificado dirigente del MCC en el Vicariato Apostólico de Machiques. Yo tuve la dicha de estar presente en el primer Cursillo de Machiques, conjuntamente con el P. Gil. A lo largo de la historia de Cursillos en esa zona, pude comprobar que Juan Pedro y su esposa Elda -ambos rectores de Cursillos- fueron los sempiternos ángeles tutelares del Movimiento en esa región. Los Sánchez llegaron al Movimiento, se incorporaron a sus labores apostólicas, y comenzaron a dar lo mejor de sus vidas a su familia, al Movimiento y a la comunidad. A Juan Pedro lo quiso toda la comunidad machiquense; para Juan no hubo distingo de razas, de posición social, ni ningún otro elemento que le impidiese servirle a sus hermanos.

jubileo

Juan Pedro fue promocionado rápidamente dentro de la escala de dirigente por sus valiosas cualidades humanas y espirituales. Trabajar con Juan en una plantilla de un Cursillo de Cristiandad, era tener la satisfacción de trabajar con un hombre bueno. Juan fue afable, cordial, sincero y honesto. Comprendió perfectamente el mensaje de Cristo y lo hizo suyo en su vida., pero también lo difundió entre sus semejantes. Fue amigos de todos, y atendió a todo el mundo. Ni el odio, ni el egoísmo mancharon su vida.

virgen

Juan Pedro fue un hombre fiel en todos los campos donde la fidelidad es una exigencia fundamental. Así también fue su testimonio de cristiano y de cursillista. Fue un dirigente del MCC que supo respetar los lineamientos de la dirigencia nacional, y supo cumplir con las exigencias de sus superiores eclesiásticos. Yo lo conocí durante muchos ańos y siempre lo vi adherido espiritual y pastoralmente a sus obispos: Mons. Aurrecoechea, Mons. Romualdo y al actual obispo del Vicariato.